¿Herejía o Verdad? John Piper afirma: “Los que no oigan el Evangelio No irán al Infierno”

¿Las personas que viven en lugares remotos y mueren sin nunca haber oído hablar sobre Jesucristo estan destinadas al Infierno? Esa pregunta fue enviada por un ńiño de 12 años al pastor norteamericano John Piper.

En respuesta, Piper resalta que nadie será automáticamente condenado por no creer sin nunca haber oído hablar de Jesús.

“Dios siempre castiga a las personas por lo que conocen y no creen. En otras palabras, nadie será condenado por no creer en Jesús si nunca oyó hablar de Jesús”, eseguró.

Citando Romanos 1:18-23, Piper observó algunos puntos. “Todas las personas ‘conocen a Dios’, aunque nunca hayan oído hablar de la Biblia. La manera como ellos conocen a Dios es por la forma en que Dios hizo al mundo y sus propias consciencias”, aclaró.

“Aunque ellos conocen a Dios, nadie que conocen a Dios en cualquier lugar del mundo honra a Dios como Dios, ni le da gracias. En vez de eso, ellos ‘suprimen la verdad’. Es decir, ellos resisten a la verdad en el fondo de sus corazones y la cambian por otras cosas que ellos preferirían tener”, continuó.

“Por tanto, ellos son ‘inexcusables’. O sea, ellos son culpados y merecen ser castigados. Entonces, no encuentro que la Biblia enseña que las personas pueden ser salvas sin oír del Evangelio. Mira lo que Pablo dice en Romanos 10:13-17. Uno necesita oir el Evangelio para ser salvo”, agregó el pastor.

La Biblia dice que “todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo”. ¿Sin embargo, como las personas invocarán a Dios si no creyeren? ¿Cómo creeran si no oyeren hablar? ¿Cómo oirán si no hay quien les predique? ¿Como predicarán si no son enviados?

Por eso, la solución a esta situación es el envío de más misioneros al mundo, de acuerdo con Piper. “El mundo realmente necesita de más personas que cuenten sobre Jesús y la buena noticia de que él murió por los pecadores, para que aquel que crea sea salvo”.

Aquí pueden ver el artículo donde John Piper habla de lo aquí citado: