Mujer Poseída Ingresa a Iglesia con un Mensaje: “El Diablo Vive”

Una mujer causó por lo menos US$ 600 mil dólares en perjuicios hace unos días, luego de poner fuego a dos edificios de una iglesia.

Jillian Nicole Robinson, de 18 años, fue privada de su libertad por estar sospechada de haber iniciado el fuego. Ella también está bajo investigación por daños materiales y poseción de herramientas sustraídas, ambas contravenciones de clase B según la legislación en el estado de Utah en EE.UU.

El incidente ocurrió durante una noche a las 1:50hs de la madrugada. Oficiales del departamento de Policía de la ciudad de Orem respondieron a las denuncias de un fuego en una iglesia, de acuerdo con la información del portal Daily Herald.

“Ellos ingresaron y vieron varios focos de fuego esparcidos por toda la iglesia”, publicó el departamento en Facebook. “Ellos fueron capaces de detener las llamas con un extintor que uno de los policías tenía en su carro patrulla”, agregó el texto.

Dos puertas de vidrio fueron quebradas en el lado norte y sudoeste del edificio, y el panel de control electrónico de la puerta también fue damnificado. Además de eso, la sospechosa habría inscrito en las puertas de madera con la frase “satanás vive”.

“Una vez adentro, uno no preisaba ser detective o investigador para decir que ese fuego fue intenciionalmente iniciado por alguien”, informó la nota de la Policía.

Durante la búsqueda, un oficial notó una persona sospechosa cerca del predio de la iglesia. Otros policías llegaron y establecieron un perímetro al rededor del predio mientras intentaban prender a la persona.

Los policías contaron que también sintieron un “fuerte olor a gasolina al rededor del área del lado norte de la iglesia, especialmente al rededor de la puerta con la inscripción y junto a las ventanas adyacentes a dicha puerta”.

“Jillian Nicole tenía en su poder una garrafa llena de gasolina, y fósforos”, informó la policía. “Mas tarde, fue relatado que ella también tenía un marcador con el que habría escrito la frase sobre satanás”.

Los oficiales también encontraron un carro en el estacionamiento de la iglesia, que habría sido usado por la sospechosa para llegar a los edificios de la iglesia. Sin embargo, Nicole negó todos los cargos.

Fuente: Gospel Mais